Enrolladamente original

publicado en: Blog | 0

Y… Santiago toma la curva del pasillo, gira a la derecha, se topa con un obstáculo perruno, llega a la meta y… ¡CARAMBA! El baño está ocupado.
Hace descanso en boxes, saltando a la pata coja para no soltar aceite.

¡La puerta del baño se abre, Si!

Santiago acelera entre en el baño, cierra la puerta. Silencio. 1,2,3… ¡No hay papel!
¿Cuantas veces pasa eso?

Ahí tienes, al pobre rollo de cartón desnudo, y tú mirándolo triste. Pides auxilio.
¡Ya van los refuerzos! Un alma caritativa abre la puerta del baño y lanza un rollo nuevo de papel higiénico.
Pero… ¿por qué tirar el pobre cartón? Hagamos de una tarde normal, algo más original. Os muestro unas ideas:

Coches enrollados:

1.Rescata de un reciclaje seguro a todos los rollos abandonados de la casa.
2. recortemos un rectángulo pequeño en el centro de uno de los lados del rollo. Será la zona del piloto.
3.Con un pincel o brocha, pinta el rollo con temperas o acuarelas. (recomendable tempera)
4.con cartulina de colores (si no tienes píntala de los colores que prefieras) recordamos unos círculos grandes, que serán las ruedas, y uno más pequeño que será nuestro volante
5.Pega las ruedas y el volante en su sitio y con un rotulador pon el número de tu coche de carreras.
¿Quién será el más rápido?

fotocoches

Via: kiflieslevendula.blogspot

Sopló y sopló y la casa se secó:

Podemos hacer casitas para figuritas pequeñas. Como las que nos tocan en los huevos Kinder.
Con una cartulina roja, hacemos el tejado. La doblamos unas cuantas veces hasta hacer un pequeño gorro.
Con el rollo, que será nuestra casita, hacemos dos dobleces de los extremos hacia dentro. Nos fijamos en las dos puntas que nos quedan, y juntamos ambas, aplastando un poco el rollo. Eso le dará forma menos redonda.
Cortamos un rectángulo pequeñito. Nuestra puerta está abierta, ¡entre!
Pintamos a nuestro gusto ventanas, flores etc. Y por último, con un rectángulo, más largo que ancho, tendremos la chimenea.
¿creamos un poblado?

foto casitas

Estas ideas están bien para jugar hasta que aguante el cartón. Pero…¿y si vamos más allá? ¡a decorar!

Feliz rollo nuevo:

Cuando se acerque la Navidad, y toda decoración es poca y muy clásica. Belén y/o árbol de Navidad, villancicos sonando las 24 horas del día allá donde vayas y en casa igual, algún calcetín rojo que toca en las cajas de cereales o en el Colacao, espumillones desgastados… quieres algo barato que no implique la extirpación de ninguna parte del cuerpo para poder pasar una Navidad sin agobios. Coge los rollos gastados de papel higiénico y ponte a decorar:
1. Hacemos el mismo corte en el rollo que hicimos para las casas, pero esta vez en ambos extremos.
2. Pintamos o forramos el rollo del color que más nos guste
3. Con rotuladores y temperas dibujamos y pintamos lo más navideño que se nos ocurra. Un papá Noel, un reno, un angelito…

Ponlos en la entrada, en el salón, puedes colgarlos en el árbol pegándoles una cuerdecita… ¡como se te ocurra!

Fotos de papa noel

Amigos enrollados:

Para los amantes de los animales, tengo un truco bien gracioso. Hagamos animales de cartón, divertidos y con mucho color.
Forremos cada rollo con una cartulina de un color divertido, vistoso, alegre… como el rosa, azul celeste, verde claro etc.
Con tiras de cartulina más o menos gruesas o largas (depende del animal que elijas) ponemos los tentáculos, las patas, las orejas… y con rotuladores pintamos los ojos, boca, nariz. Si tienes ojos de plástico con relieve de peluches viejos, puedes utilzarlos y así quedará más original y vistoso.

Via: lc.pandahall.com

fotos de animales

También, podemos hacer un animal algo más complicado, pero más gracioso y menos redondeado.
Cortamos el rollo puesto en horizontal con cortes verticales. Nos quedarán más o menos redondeados. Con ellos, podemos jugar con las diferentes formas para hacer un perro, un pulpo, un gatito… ¿Se te ocurre alguno?

Via: kidskubby.com

foto de perro con lengua fuera

¡Vivan los rollos de papel!

Transformaciones

publicado en: Blog | 0

Una mañana decides hacer selección de ropa en el armario. ¡No cabe más ropa! Y sabes que te pones un tercio de todo lo que tienes. Siempre guardamos algunas cosas por valor sentimental, o por la típica excusa de: “para estar en casa”

camisa de mayor y Vestido de niña

Al final acabamos guardando ropa para tres familias numerosas en baúles, cajones, cajas y armarios. Todos ellos llenos…¿te atreves a abrirlos?

Cuando hacemos la primera limpieza, nos disponemos a vaciar todos los armarios, pero, realizamos para cada prenda los siguientes pasos: armario, manos, armario.
Volvemos a pensar: “por si acaso”, “para disfraces”, “en invierno seguro que me lo pongo”, “para estar en casa”, “para mi hermano” etc.

¡Bien! Pues os dejo unos consejillos para que, en vez de devolver la ropa al lado oscuro del armario hasta la siguiente “limpieza”, saquemos alguna utilidad:

1. Vestido en camisa.
2. Collar de telas y pañuelos con flecos.
3. Bolso de Doraemon

Comencemos por Vestido en camisa.
Este truco simplemente consiste en coger una de esas camisas que nos quedan grandes. Si la familia crece es un gran truco como podéis ver. ¡Hay tela de sobra!

Collar de telas y pañuelos con flecos.

No te preocupes si una camiseta de verano te queda más justa que un cinturón. No has engordado. Te queda pequeña.
Selecciona aquellas que ya no te valen o que estén pasadas de moda. Pero cuanto mayor sea el colorido, mejor.

camisa roja con pasos a seguir

Via: easyhomestead

camisa azul a rayas con flecos

Haz un corte horizontal por la mitad de la camiseta desechando las mangas y el cuello.
Corta tiras verticales sin llegar al final de la tela para que tengan un punto de unión. Dales forma retorciéndolas un poco, dispónlas en forma de circulo y enrolla una tira de cuero en la parte que elijas.
El resultado es el siguiente:

Si no tienes una camiseta como la de la segunda imagen, ¡siempre puedes hacer unos flecos con unos cortes de tijera!

foto de bolsos
Por último, tenemos el gran bolso del Personaje Doraemon.

¿Quien no querría tener su bolsillo mágico? ¿Os imagináis tener un bolso donde te cabe toda una maleta?
¡Eso si que es equipaje ligero!
Bien. Este truco es el más sencillo de todos; pues no precisamos tijeras, ni ningún otra cosa. Te puedes hacer un bolso en cualquier sitio, en alguna situación desesperada.
A mi me pasó. Fui de compras y salí tan cargada que decidí coger una camiseta de tirantes (estos harán de asas) y hacer un bolso donde meter algunas cosas. Ahí mismo en la calle. ¿vergüenza? Mucha. ¿rentabilidad? 100%.
Una pega: no tienen cremallera a priori; pero puedes ponerle botones o algo para que no se te caiga nada. Y, si os pasa como a mi, tendríais que hacerle un nudo en la parte de abajo para que no se os caigan las cosas. Si os convence la idea, y veis más útil o moderno la camiseta como bolso que como camiseta, al llegar a casa coséis la parte de abajo, le ponéis un botón para poder abrir y cerrar sin que os roben nada, y listo.
aquí os dejo una fotito:

Problemas de arrugas

publicado en: Blog | 0

percha con anillas y pañuelos

Si tienes fulares: largos o cortos, pocos o en cantidades industriales…te verás loca para ver dónde los guardas de manera que no se arruguen, se vean
claramente y, en definitiva, para no olvidarte de la existencia de ninguno.
Si los metes en un cajón, acaban con arrugas o con la marca del doblez.
Si los cuelgas en una percha junto con abrigos, acaban arrugados y debajo de estos. Además, acabas por perder de vista a la mitad.
Via: hellodiycrafts

¡Tengo una solución al problema!

Si puedes apoderarte de una percha vieja con barra, para colgar pantalones dile adiós a tu problema.

filas de fulares

Pasamos unas anillas de plástico por la barra, y colgamos cada pañuelo en una anilla. Derecho al armario, sin arrugas y sin olvidarnos de ninguno.
En su defecto, si no tenemos anillas ni otro objeto similar que cumpla con la misma función, podemos hacer uso de pinzas grandes para tender la ropa.

También puedes enrollar cada uno como si de un rollito de primavera se tratara, y ponerlos en una caja. Esto te permite tenerlos a mano y en orden, pero acabas olvidando los que tienes al fondo.

Otra opción que puedes llevar a cabo, es aprovechar un pequeño espacio donde colgar los pañuelos con una barra. No hablamos de una barra cualquiera, sino de una que tiene un pequeño adhesivo en cada extremo, así te evitas hacer agujeros por todas partes. Y, si cambias de sitio los muebles de una habitación, sólo tienes que cambiar de sitio la barra. Según te apetezca.
Via: apartmenttherapy

Para los pañuelos viejos y pasados de moda, os dejo una foto con ideas increíbles.
Hay bolsos, camisetas de verano…

Además que, como toda moda que se va, tiende a volver, no es aconsejable tirar nada.

 chicas con trucos para pañuelos

Via: secondchance

Por último, os dejo unos vídeos para que veáis distintas maneras de ponerse un fular: moderno, sencillo, perfeccionista, creativo… ¡uno para cada día!
Veréis que no es tan sencillo colocarse bien un fular de manera ingeniosa y cómoda.

Sortijas en baratijas

publicado en: Blog | 0

bote de lapices

Un día, al levantarme, me di cuenta de que mi habitación era una leonera en toda regla. Había botellas vacías en la mesa de estudio, marcos de fotos sin cristal y sin foto, pulseras que me había ido cambiando cada día, pendientes desparejados, collares… La última vez que amanecí del mismo modo, me prometí que nunca más me pasaría de nuevo.

Y esta vez fue la buena. Me puse manos a la obra, abrí mi portátil y busqué ideas para recoger y decorar el cuarto. Os mostraré lo que se puede hacer con bote para lápices:

¡¡Los pendientes largos o de aro ya no se me vuelven a perder!!

La parejilla a su rejilla.Encontré una idea preciosa y muy ecológica para dar uso a las botellas

botella

Para que quedase más decorativo, rellené la botella con sal, coloreada con tizas de colores. Así que, tengo una botella en tonos marrones para mis pulseritas oscuras y para algún reloj; una botella verde; otra rosa, etc. Quedan perfectas en la estantería.

En el típico cajón abandonado de la mano de Dios, encontré unos botones de hace años, me acordé de una foto que vi en internet y se me ocurrió hacer esta. ¡Me pareció una gran idea!:

Así los guardo en parejas. ¿Por qué no? Coloquemos cada pendiente en uno de los agujeros centrales del botón y abrochémoslos por la parte trasera del pendiente. Así no se perderán. Conjuntando el color de los pendientes con el de los botones conseguimos un buen método para saber donde pusimos cada pendiente.

En otras ideas que vi lo que utilizaremos son marcos de fotos, donde podemos poner pomos de madera para colgar collares y brazaletes. Piensa que, muchas veces, cuanto mayor es el tamaño de sortija, ¡más difícil es guardarlo! Este método queda genial para organizar y decorar la habitación.

botones

Me llamó la atención el método al que he bautizado como “el sistema de los cuadros” ya que, cuando pones un cuadro en una pared, aunque queda muy bonito, quita espacio para estanterías. Con unos cuantos ganchos y algo de buena maña podemos conseguir unos “cuadros percheros” que decoran con su arte y nos sirven para dejar ordenados y organizados los collares y pulseras más largos.

Es todo ingenio.

Todos estos trucos te pueden valer para tener a mano tus sortijas en cualquier momento. Ideal para mí, que soy un desastre y todo lo guardaba en una caja y por no removerla, apenas utilizaba mis collares y pulseras… ¡ya ni menciono los pendientes que tengo desparejados!

No hay que tirar nada por inútil que parezca.

 

 

 

1 2