Problemas de arrugas

publicado en: Blog | 0

percha con anillas y pañuelos

Si tienes fulares: largos o cortos, pocos o en cantidades industriales…te verás loca para ver dónde los guardas de manera que no se arruguen, se vean
claramente y, en definitiva, para no olvidarte de la existencia de ninguno.
Si los metes en un cajón, acaban con arrugas o con la marca del doblez.
Si los cuelgas en una percha junto con abrigos, acaban arrugados y debajo de estos. Además, acabas por perder de vista a la mitad.
Via: hellodiycrafts

¡Tengo una solución al problema!

Si puedes apoderarte de una percha vieja con barra, para colgar pantalones dile adiós a tu problema.

filas de fulares

Pasamos unas anillas de plástico por la barra, y colgamos cada pañuelo en una anilla. Derecho al armario, sin arrugas y sin olvidarnos de ninguno.
En su defecto, si no tenemos anillas ni otro objeto similar que cumpla con la misma función, podemos hacer uso de pinzas grandes para tender la ropa.

También puedes enrollar cada uno como si de un rollito de primavera se tratara, y ponerlos en una caja. Esto te permite tenerlos a mano y en orden, pero acabas olvidando los que tienes al fondo.

Otra opción que puedes llevar a cabo, es aprovechar un pequeño espacio donde colgar los pañuelos con una barra. No hablamos de una barra cualquiera, sino de una que tiene un pequeño adhesivo en cada extremo, así te evitas hacer agujeros por todas partes. Y, si cambias de sitio los muebles de una habitación, sólo tienes que cambiar de sitio la barra. Según te apetezca.
Via: apartmenttherapy

Para los pañuelos viejos y pasados de moda, os dejo una foto con ideas increíbles.
Hay bolsos, camisetas de verano…

Además que, como toda moda que se va, tiende a volver, no es aconsejable tirar nada.

 chicas con trucos para pañuelos

Via: secondchance

Por último, os dejo unos vídeos para que veáis distintas maneras de ponerse un fular: moderno, sencillo, perfeccionista, creativo… ¡uno para cada día!
Veréis que no es tan sencillo colocarse bien un fular de manera ingeniosa y cómoda.

Sortijas en baratijas

publicado en: Blog | 0

bote de lapices

Un día, al levantarme, me di cuenta de que mi habitación era una leonera en toda regla. Había botellas vacías en la mesa de estudio, marcos de fotos sin cristal y sin foto, pulseras que me había ido cambiando cada día, pendientes desparejados, collares… La última vez que amanecí del mismo modo, me prometí que nunca más me pasaría de nuevo.

Y esta vez fue la buena. Me puse manos a la obra, abrí mi portátil y busqué ideas para recoger y decorar el cuarto. Os mostraré lo que se puede hacer con bote para lápices:

¡¡Los pendientes largos o de aro ya no se me vuelven a perder!!

La parejilla a su rejilla.Encontré una idea preciosa y muy ecológica para dar uso a las botellas

botella

Para que quedase más decorativo, rellené la botella con sal, coloreada con tizas de colores. Así que, tengo una botella en tonos marrones para mis pulseritas oscuras y para algún reloj; una botella verde; otra rosa, etc. Quedan perfectas en la estantería.

En el típico cajón abandonado de la mano de Dios, encontré unos botones de hace años, me acordé de una foto que vi en internet y se me ocurrió hacer esta. ¡Me pareció una gran idea!:

Así los guardo en parejas. ¿Por qué no? Coloquemos cada pendiente en uno de los agujeros centrales del botón y abrochémoslos por la parte trasera del pendiente. Así no se perderán. Conjuntando el color de los pendientes con el de los botones conseguimos un buen método para saber donde pusimos cada pendiente.

En otras ideas que vi lo que utilizaremos son marcos de fotos, donde podemos poner pomos de madera para colgar collares y brazaletes. Piensa que, muchas veces, cuanto mayor es el tamaño de sortija, ¡más difícil es guardarlo! Este método queda genial para organizar y decorar la habitación.

botones

Me llamó la atención el método al que he bautizado como “el sistema de los cuadros” ya que, cuando pones un cuadro en una pared, aunque queda muy bonito, quita espacio para estanterías. Con unos cuantos ganchos y algo de buena maña podemos conseguir unos “cuadros percheros” que decoran con su arte y nos sirven para dejar ordenados y organizados los collares y pulseras más largos.

Es todo ingenio.

Todos estos trucos te pueden valer para tener a mano tus sortijas en cualquier momento. Ideal para mí, que soy un desastre y todo lo guardaba en una caja y por no removerla, apenas utilizaba mis collares y pulseras… ¡ya ni menciono los pendientes que tengo desparejados!

No hay que tirar nada por inútil que parezca.

 

 

 

1 2