APRENDIENDO A SOÑAR

publicado en: Blog | 0

APRENDIENDO A SOÑAR

Pongamos que tengo 6 años, y mi compañera de juegos, Lorena, tiene la misma edad. Estamos en el jardín de sus padres, donde tienen, en la parte de atrás un huerto con arboles gigantes, pozo, lago con peces, piscina y escondrijos increíbles.

En ese mundo genial, lleno de cosas posibles, ¿Qué le pondrías? Unas buenas mariposas. Las mariposas del jardín de tu fortaleza.

Manos a la obra. Necesitamos goma eva, rotulador negro y tipex.

 

mariposas
Podemos hacerles un pequeño agujero con un cúter y pasar un hilo. Las colgaremos de los árboles.

Toda fortaleza, tiene reyes. Seremos las reinas pero sin coronas, porque al final se acaban cayendo al suelo. Nuestros distintivos serán unos lazos.

 

Lazos de goma eva

 

Con un imperdible o una horquilla en la parte de atrás, estará listo para engancharlo en la ropa o ponerlo en el pelo.

¡Cómo no! Todo reinado tiene medios de transporte para cualquier ocasión. Nuestro reino está rodeado por agua. Con lo que tendremos que tener un gran barco. Uno poderoso y respetado que surque las aguas más tenebrosas que jamás se hayan visto.

Para ello, necesitaremos tapones de corcho, goma eva o cartulina de colores, cuerda y palillos.

 

barquito de corcho y goma eva

 

Pero… ¡Falta algo muy importante! Una vez en el barco, ¿cómo sabremos si nos persiguen los bandidos? Necesitamos unos prismáticos o un catalejo.

Bien, pues por favor… ¡Todos al baño!. Necesitamos rollos de papel, colores y cuerda.

 

prismáticos

¡BIEN! Ya estamos preparadas para la aventura.

A IMAGINAR Y A SOÑAR